Una ceremonia perfecta

26 noviembre, 2013 por UsuarioArráez

El teatro Goya albergó la ceremonia. Foto: Xataka

La pasada semana se celebró en el madrileño teatro Goya la ceremonia de entrega de los premios Xataka 2013. Decir que estamos ante los Oscar patrios a la tecnología puede sonar a topicazo, pero hay que reconocer que en los cuatro años de vida de estos premios se han convertido en cita obligada para toda la industria tecnológica de este país.

Para los profanos en la materia, decir que estamos ante unos premios únicos en España. Se premia a los mejores productos tecnológicos del año, y entre el jurado encontramos a algunos de los más reputados comunicadores tecnológicos de nuestro país, que son quienes tienen la última palabra sobre cuáles son los mejores gadgets que se han puesto a la venta en 2013. Y vaya que si eran los mejores… Sin duda alguna…

David Guapo en plena actuación/presentación. Foto: Xataka

La velada, conducida y amenizada por el monologuista David Guapo, no solo fue ágil y divertida, sino también apasionante. Con la presencia de los directivos de las más importantes empresas tecnológicas del actual panorama mundial, se entregaron unos premios previsibles en algunas categorías y sorprendentes en otras, pero acertados en todos los casos, pese a los pitos del respetable en algunos momentos.

Y es que estos premios no son los galardones de unos pocos jueces. Son los premios de la mayoría, los premios de los geeks hispanos. Durante semanas los lectores de Xataka eligen los productos que en su opinión merecen ser premiados. Todo el mundo vota, cualquiera puede opinar, democratizando así la elección de los finalistas. Tecnología al alcance de todos y votaciones populares que convierten los premios Xataka en los premios de la comunidad geek. Pero como es lógico, al final son los profesionales los que eligen a los ganadores que han salido de la preselección hecha por los lectores. Es necesario que sea así, ya que son esos comunicadores los que han tenido a lo largo de los últimos 365 días la oportunidad de probar y utilizar todos esos dispositivos. Es el jurado el que tiene el elemento comparativo, el que ha probado una y otra vez todos los productos finalistas. El público propone y los jueces disponen: una forma inteligente de otorgar unos premios.

Nadie quiso perderse la entrega de los premios. Foto: Xataka

Al final puede parecer difícil elegir este o aquel ganador. Incluso puede parecer injusto que, en un año en el que hemos tenido más y mejor tecnología que nunca, se tenga que erigir un «mejor smartphone de gama alta» o una mejor «tableta del año». Pero en ocasiones la vida es así de injusta. Y que nadie desmerezca a un finalista de esta o aquella categoría, ya que estar entre los mejores de unos precios tan imparciales y bien paridos –perdón por la expresión– es todo un privilegio.

¿Cómo? ¿Los ganadores? Está bien, aquí te los dejo. Hay que ver lo curiosones que sois…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.